La importancia de mantener la cadena de frío es bien conocida por los especialistas del panel sándwich frigorífico en la Rioja. La conservación de ciertos alimentos depende de mantener la temperatura adecuada y a su importancia vamos a dedicar esta entrada.

Gracias a los avances tecnológicos, hoy día es más fácil que nunca mantener la cadena de frío. Desde el lugar de producción hasta la venta en supermercados, un producto que necesite bajas temperaturas puede mantenerse en perfecto estado sin problemas. Incluso después de la compra no tendría que romperse la cadena. Así que, lo que define a la cadena de frío es su función conservadora de alimentos como puedan ser carne o pescado.

A su vez, es bien conocido por los profesionales del panel sándwich frigorífico en la Rioja que el frío es útil a la hora de evitar la transmisión de enfermedades alimentarias. La humedad y el calor fomentan en gran medida la proliferación de gérmenes. El frío por su lado o bien mataría a esos gérmenes o los mantendría en letargo. La correcta manipulación de los alimentos es indispensable para evitar las enfermedades alimentarias que estos gérmenes pueden provocar.

Las temperaturas en las que han de mantenerse los alimentos dependen del tipo. Los frescos deben estar entre 0 ºC y 7 ºC; congelados y ultracongelados, como por ejemplo el pescado, deben permanecer entre -18 ºC y -20 ºC. Sin embargo, existen unos puntos de especial peligro en los que la cadena puede romperse, como son la carga y descarga de los productos.

Si llegase a romperse la cadena, las cualidades de los productos se perderían o modificarían. Por ejemplo, algunas verduras continuarían con el proceso de maduración o en la carne podrían darse malos olores.

Sin duda nuestro papel como consumidores es importante, somos la parte final de la cadena. Desde Slider Ingeniería De Refrigeración, S.l. somos especialistas en refrigeración. Contáctanos.