Como especialistas en la instalación de panel sándwich frigorífico en La Rioja sabemos de la importancia de que la cadena de frío de los alimentos no se rompa. Esta cadena ha de mantenerse desde que se elabora el alimento hasta que llega a nuestra mesa, en las etapas de almacenaje, transporte, distribución y venta.

Romper la cadena de frío de los alimentos tanto naturales como elaborados causa la proliferación de bacterias, lo cual puede suponer un grave riesgo para nuestra salud. La temperatura óptima a la que deben conservarse los alimentos frescos se sitúa entre los 0 y los 7 grados centígrados. Los productos congelados, por su parte, deben mantenerse entre los -12 y los -18 grados bajo cero.

La instalación de panel sándwich frigorífico en La Rioja garantiza que la cadena de frío no se rompa, sobre todo en aquellos alimentos que precisan temperaturas muy controladas y sin variaciones. Las fluctuaciones de temperatura en alimentos como la carne, los lácteos, el pescado o las verduras puede favorecer la proliferación de microorganismos muy rápidamente.

Otra de las consecuencias de romper la cadena de frío de los alimentos es, aparte del riesgo para la salud, la alteración de sus cualidades organolépticas, es decir, todas aquellas que podemos captar con nuestros sentidos: gusto, olor, textura y color. En las frutas y las verduras se suma además otra consecuencia indeseada: la maduración acelerada.

En los alimentos congelados, una subida de temperatura genera olores, manchas en la superficie del alimento, alteración de las proteínas y, por supuesto, la aparición de microorganismos patógenos. De los productos congelados el pescado es el más perecedero, ya que contiene desde su origen microorganismos bastante resistentes al frío.

En Slider Ingeniería de Refrigeración, S.L. equipamos tu negocio con las mejores instalaciones frigoríficas, siempre a los mejores precios y con materiales de primera calidad.